martes, 31 de julio de 2007

Carta de vecino Quilmeño, sobre predio Rhodia

Vecinos de Quilmes.

Ya mucho antes de la invasión indiscriminada de edificios se evidenciaba en la ciudad un gran desorden urbano impulsado por la especulación inmobiliaria y un colegio de arquitectos y funcionarios que jamás midieron la arquitectura en términos humanos, como debía haber sido, si no, solamente en metros cuadrados y pesos/m. Lógicamente en este contexto la necesidad de espacios verdes y para el esparcimiento nunca fue tenida en cuenta y hoy, su falta, es mas notable que nunca.

En 1999 un grupo de vecinos que vimos con preocupación el deterioro de nuestro medio ambiente nos juntamos con intenciones de trabajar en función de estos aspectos. Nos unía un paredón frente a nuestras casas, que se pone caliente durante las elecciones y un sueño: que la última reserva verde de Quilmes (detrás del paredón) se convierta algún día en un espacio público donde los quilmeños puedan pisar pastito y caminar entre los árboles. Pero rápidamente fuimos desgastados por la interminable bicicleta municipal y posterior crisis en la que todos nos vimos envueltos, en el sálvese quien pueda nos disgregamos y cada uno hizo la suya.

Los quilmeños, así como vimos desaparecer la plaza donde hoy luce un hipermercado, también vimos caer en el deterioro y transformarse en más deterioro iconos históricos y arquitectónicos como el viejo Pejerrey club, vimos desaparecer casonas hermosas y aflorar construcciones de hormigón que invaden despreocupados la privacidad de terceros y hoy, detrás del incesante rugir de las motosierras vemos morir ese viejo y utópico sueño del parque público.

Detrás de nuestro paredón, en el gigantesco predio de la ex Rhodia, se amontonan troncos de viejos árboles, se hace espacio para los futuros chalet y se plantan pinos a modo de cerco perimetral de lo que próximamente será un barrio cerrado de lujo. El último espacio abierto y arbolado de Quilmes lo disfrutarán unos pocos millonarios. Se dibuja una triste sonrisa en algunos vecinos, festejando habernos salvado de la invasión de torres y suponiendo que la nueva vecindad aumentara la cotización de sus propiedades.

La semana pasada se leía en un medio local que el supermercado que funciona en nuestra plaza se habría aprobado con 2500 m. de superficie destinados a uso público, de los que nadie ha sabido nada, tal vez dentro de 10 años se lea que el porcentaje de estas más de 6 hectáreas destinado a uso público lo ocupa una suntuosa residencia.

Escribo esto con la esperanza de movilizar a quienes entienden en reglamentaciones urbanas para que en un futuro no haya necesidad de reclamar lo ya perdido.

Atentamente.

Eduardo.

1 comentario:

  1. Hola amigos de "QUILMES UNIDO" los felicito por la lucha emprendida, para tener un futuro mejor para el disfrute de nuestros hijos y nietos. Yo vivi 47 años en esa hermosa ciudad que amo mucho dado que mi hijos se criaron, crecieron y siguen residiendo, y estan luchando para dejarles un Quilmes mejor a mis nietos.
    Hace tres años, estoy residiendo en la Patagonia Argentina, y en este pueblo, tenemos problemas con los poderosos del norte por la explotacion minera, nos kieren contaminar los lagos naturales con cianuro, y no se lo vamos a permitir de ninguna manera, todos los 4 de cada mes el pueblo se une en la plaza principal y marcha exponiendo el NO A LA MINA y estos tipos pretenden llevarse el usufructo del 95% del oro y el cobre de la cordillera, gracias a los gobernantes de turno VENDEPATRIAS
    Estas decisiones politicas me sacan de contexto, como puede ser argentinos que por un puñado de dolares sucios vendamos nuestra patria de esta manera, cuando dejaremos de ser un pais cosmopolita y pasemos a querer mas lo nuestro y ser nacionalista de los pies a la cabeza.
    Nos solidarizamos con Uds. por un Quilmes mejor, y Unidos jamas seremos vencidos.
    Osvaldo De Maio
    ESQUEL - CHUBUT
    PATAGONIA ARGENTINA y Argentino hasta la muerte

    ResponderEliminar